La biofarmacéutica Sanifit abre una filial en Estados Unidos

Tras protagonizar el año pasado la mayor ronda de financiación de una compañía biotecnológica por 3'6 millones de euros, la mallorquina Sanifit ha abierto una filial en San Diego, Estados Unidos. La compañía, asociada al BIOIB_Cluster Biotecnológico y Biomédico de las Illes Balears, ha incorporado a Preston S. Klaseen, cuyo último cargo fue el de vicepresidente ejecutivo y director de Desarrollo Internacional en Orexigen Therapeutics, para presidir la nueva filial. Antes ocupó varios puestos de responsabilidad en Amgen, entre ellos el de jefe del área terapéutica de nefrología, un ámbito estrechamente vinculado a la actividad de Sanifit.

Klassen será la primera de las nuevas contrataciones en la base de Sanifit en San Diego. Joan Perelló, director general de Sanifit asegura que "el nuevo nombramiento y la apertura de una nueva oficina proporcionará una gran plataforma para la estrategia de crecimiento de Sanifit en Estados Unidos".  

Sanifit es una compañía biofarmacéutica dedicada al desarrollo de productos para el tratamiento de enfermedades relacionadas con calcificaciones patológicas, una enfermedad rara para la que no existe actualmente un tratamiento eficaz.

La empresa, que empezó sus actividades en el 2007 surgida de la Universitat de les Illes Balears, completó los estudios clínicos de fase Ia en voluntarios sanos en el 2014 y ha finalizado un ensayo de fase Ib/IIa en pacientes de hemodiálisis. Con los 36,6 millones obtenidos en la ronda de serie C del año pasado podrá comenzar un estudio de fase IIb en ERET y extender su programa de calcifilaxis hasta ensayos clínicos de fase II/III.